Ponerle puertas al campo

5. April 2010 17:20 by Oscar.SS in Internet, Personal  //  Tags: ,   //   Comments (0)

La verdad, no se me ocurría otro título para lo que trata de hacer el gobierno (y como siempre insisto en que me da igual que sea este u otro gobierno) con la Disposición de la Ley de Economía Sostenible referente a la protección de la Propiedad Intelectual y el cierre de las páginas web con contenidos sobre esta supuesta propiedad intelectual. No entiendo como no se da cuenta el gobierno que no se puede contener lo incontenible.

 

 

Recuerdo cuando mi hermano Roberto y yo jugábamos de pequeños en playas del Cantábrico intentando detener las olas. Olas que eran en muchas ocasiones más altas que nosotros. Ahí estábamos los dos, esperando que llegara la próxima ola, preparados para el impacto, gritábamos y nos lanzábamos contra ella con los brazos abiertos para abarcar todo lo posible. El resultado siempre era el mismo, la ola siempre llegaba a la playa y nosotros acabamos con el pecho rojo del golpe y arrastrados por el impacto en el mejor de los casos.

Este pequeño recuerdo de la infancia me viene siempre a la cabeza cuando pienso en el Ministerio de Cultura y su hermano pequeño la SGAE, intentando detener la ola de la nueva tecnología, la ola de la nueva forma de pensar de 40 millones de españoles, la ola desmedida e imparable de Internet.

Como es lógico no voy a entrar en puntos de vista jurídicos, no soy la persona apropiada para ello, ni el contenido de esta web es el indicado. Pero si es cierto, que leyendo por la web, en sitios más especializados, se comentan varias cosas que me han llamado la atención para mi pobre comprensión.

 

  • Con la Ley de la Propiedad Intelectual se ha comparado (o elevado) jurídicamente el derecho de la propiedad intelectual con otros derechos fundamentales como la libertad de expresión. Esto me parece un absurdo, mañana podemos elevar también a derecho fundamental el derecho de los constructores a que sigan especulando con el terreno. Esta claro que la ley de la oferta y la demanda les ha permitido este derecho de especulación pero...¡de ahí a que sea un derecho fundamental de las personas!.

  • La defensa legal de un autor afectado será resuelta en 4 días. Tiene gracia la cosa. Resulta que si eres propietario de una vivienda, la cual alquilas a una familia, si ellos un buen día deciden dejar de pagar la renta, se han dado casos en los que los inquilinos habitan tu casa hasta un año sin pagar nada de nada. Y encima no puedes entrar en tu casa, no puedes cortar el suministro de luz ni de agua porque te denuncian. Y todo ello porque la justicia es lenta, pero para lo que interesa a unos pocos...¡ale!...resoluciones judiciales a la carta...¡que me lo quitan de las manos!...¡sentencias bonitas y baratas!.

  • Según algunos expertos, todo el proceso administrativo para cerrar una página web no ofrece las debidas garantías jurídicas.

 

Después de este pequeño inciso, lo que realmente me interesa comentar son los aspectos filosóficos y lógicos desde el punto de vista de un humilde usuario de la red. Porqué no nos engañemos, ¡todos somos internet!.

¿Que pretende el gobierno con esta ley?. Es muy sencillo, cerrar todas aquellas páginas, previa denuncia de los autores, que contengan contenido que atente contra la propiedad intelectual de aquellos.

Esta claro que la filosofía de los billones de internautas es utilizar, conseguir y exprimir la web de forma totalmente gratuita y más en los tiempos que corren. ¿Entonces porque ir en contra de billones de usuarios?. Supuestamente la disculpa es proteger a los autores y su obra, pero lo cierto, es que como siempre hay un interés económico. En el mundo editorial, por ejemplo, los autores tan solo se llevan el 7% de lo que recauda su obra. Lo que de verdad están protegiendo es el otro 93% que va a parar a la saca de personas muy influyentes y con altos contactos en los círculos de la política.

 

 

¿Es lógico cerrar una web de esta forma?. Desde un punto de vista puramente práctico es evidente que no. Si el servidor que aloja la web está en España le obligarán a eliminar el contenido de la web. Pero el dueño de la misma duplicará y duplicará su contenido con otros dominios. Y si el servidor se encuentra en una empresa extranjera no podrán obligar a su cierre. Así que todo el mundo a contratar servicios de hosting extranjeros. ¡Mal asunto para las empresas españolas!.

Como no podrán cerrar las paginas alojadas en el extranjero, obligarán a las operadoras a evitar que los españoles puedan navegar a estas URLs. Es decir, que la página será publica para el planeta entero menos para los españoles. ¡Buen asunto para las web que ofrecen servicios de proxy!. 

En fin, que sea como sea, Internet seguirá su curso imparable igual que lo hacen las olas del mar o el curso de los ríos. ¡No se pueden poner puertas al campo!.

Con todo esto no estoy diciendo...¡viva la piratería!. Al contrario, tengo claro que los autores de la cultura merecen ganarse la vida dignamente igual que todo el mundo. Pero son ellos los que tienen que entender que la forma de comunicarse con el mundo, la forma de mostrar su obra a los demás, ha cambiado radicalmente.

Por lo tanto, son ellos los que tienen que encontrar nuevos modelos de negocio para sus obras. El concepto y el valor de la copia ha cambiado gracias a que los ordenadores y las redes sociales permiten duplicar y difundir en el acto a escala mundial cualquier contenido. Son ellos lo que deben mandar a paseo el actual y obsoleto modelo de negocio.

Es necesario un nuevo modelo de negocio, basado en la misma naturaleza intrínseca de Internet, y esto es, muy barato o gratuito para el usuario, billones de copias repartidas y compartidas por toda la red y expansión pública prácticamente instantánea. Esto es Internet, esto es la red y esto es lo que queremos todos

Y hablando de derechos fundamentales de las personas...el derecho de acceso libre al conocimiento y la cultura si me parece un derecho fundamental que debe estar debidamente protegido. Quizás no nos damos cuenta pero con el actual y arcaico modelo no tenemos acceso a todos los autores y su creatividad.

Siempre hay una persona en una editorial, o en una discográfica que se encarga de cribar por puros intereses económicos que obra se hará publica. Por lo tanto, hasta ahora, solo hemos tenido acceso a una pequeña fracción de toda la oferta cultural. Solo hemos tenido acceso a aquella parte que unos pocos interesados han determinado que sería rentable para ellos.

Pero Internet, nos ofrece acceso a todo el mundo, cualquier persona, autor o no, puede ser escritor, poeta, músico, etc. Luego seremos nosotros los que determinemos que nos interesa o nos deja de interesar. Pero en ningún caso decidirá por nosotros un señor con los bolsillos llenos que pretende llenarlos aún más. Esto modelo me parece más justo y se acerca más a la forma de pensar actual de todo el mundo, ya sean consumidores o creadores de cultura. Todos queremos tener acceso a todos.

Señores y señoras del gobierno...la ola llegará a la playa...¡esto es imparable!

 

Recent Comments

Comment RSS

Month List